Durante 20 días el equipo de alcantarillado de la Piedecuestana de Servicios Públicos se dedicó a solucionar la problemática ambiental ocasionada por la obstrucción de un canal de aguas lluvias ubicado en el barrio El Refugio, cerca al colegio Promoción Social.

 

Como resultado de las jornadas ambientales llevadas a cabo cada fin de semana, logramos escuchar a la comunidad y sus necesidades más inmediatas. De esta manera se pudo detectar el mal estado de una cuneta de aguas lluvias que conecta con quebrada “La Cucharera”, en donde un tramo de aproximadamente 8 metros se encontraba represado por material residual, basura y arena que además generaban acumulación de agua y ponía en peligro la salud de los habitantes cercanos al sector.

De inmediato se procedió a dar solución definitiva a la estructura de aguas lluvias; se rediseñó el canal empezando con una demolición contralada y posteriormente se procedió a la iniciar la obra de reconstrucción de la cuneta para evitar proliferación de vectores y estancamiento de aguas lluvias, que generan malos olores y propagación de plagas como zancudos y mosquitos.

 

De esta manera invitamos a toda la comunidad piedecuestana a participar activamente de nuestras jornadas ambientales, ser conscientes con el uso adecuado de residuos inservibles y la disposición de los desechos domésticos, evitando así más puntos críticos en nuestra ciudad.

La clave para prevenir estás situaciones es la cultura ciudadana

Piedecuestana de Servicios Públicos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario